¿Por qué es importante el Origen del Hombre?

Compártelo en tu Red Social

A las preguntas: “¿Cómo llegué aquí”? y “¿Qué estoy haciendo aquí?”, les hemos buscado la respuesta porque son dos preguntas básicas de la vida humana. Pero la respuesta va a variar dependiendo de la fuente donde busquemos la respuesta. Nosotros los cristianos creemos que solamente la Biblia puede resolver estas preguntas, y sacar a la luz los misterios del Origen del Hombre (¿de dónde vine?) y el Propósito del Hombre (¿por qué estoy aquí?).

Nuestro texto base es 1ª Tesalonicenses 5:23: “Y el Dios de paz os santifique en todo; para que vuestro espíritu y alma y cuerpo sea guardado entero sin reprensión para la venida de nuestro Señor Jesucristo.” Antes de entrar en detalle con el tema, veamos los orígenes del hombre.

1. El Origen del Hombre

  1. Para conocernos a nosotros mismos, es importante que primero establezcamos el origen de la existencia humana, porque sabiendo los orígenes, sabremos las partes, y conociendo las partes, entenderemos las complejidades de la naturaleza humana.
  2. Si como cristianos deseamos aprender sobre el origen del hombre tenemos que ir al primer libro de la Biblia, el Génesis, porque es el Libro de los Comienzos. En Génesis 1:27 leemos: “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”. Observemos que en este texto la palabra “creó” aparece tres veces. Empezando con esto, sabemos que la Biblia enseña que:
    1. El hombre es creado, no evolucionado.
    2. El hombre es un ser creado con un solo género, hombre (de donde tenemos humano), y éste se divide en varón y mujer.
    3. El hombre es hecho a la imagen de Dios, es decir, según el diseño inteligente de Dios.
    4. El diseño es la imagen de Dios, que en Hebreos 1:1-2 se revela que es Jesucristo, cuando dice: “El cual siendo el resplandor de su gloria, y la misma imagen de su sustancia, y sustentando todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo hecho la purificación de nuestros pecados por sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas”.
    5. La imagen de Dios se evidencia física y espiritualmente, porque el diseño original elegido por Dios para crearnos fue Jesucristo.
  3. Esto significa que tú y yo, o somos descendientes de Adán, o no somos del género humano. Esto es importante por la siguientes razones:
    1. El término género que aparece en Génesis, simplemente significa “generación” o formación, y en este sentido género no tiene nada que ver con las diferencias entre los humanos, sino con las diferencias entre las especies, como indica Pablo en 1ª Corintios 15:39: “No toda carne es la misma carne, sino que una carne es la de los hombres, otra carne la de las bestias, otra la de los peces, y otra la de las aves”.
    2. Así, todos descendemos de Adán y Eva, sin importar su origen étnico, y por ello, todos somos parientes lejanos. Si fuéramos de otra especie, sería imposible reproducirse o convivir con personas de otras etnias.
  4. Asimismo, Dios usa tres métodos para traer a una persona al mundo. Dos de éstos son métodos únicos e irrepetibles. Sucedieron una vez y nunca más se repetirán. Uno de éstos es un método COMÚN—es la manera en que tú llegaste al mundo. Estos son los tres métodos de Dios:
    1. Creación (método único, Génesis 1:26-27; 2:7; 2:21-22). Esto significa que Adán y Eva no tenían padres humanos, eran la creación directa de Dios. Considera los siguientes versículos (Génesis 2:7; 2:21-23; 1ª Cor.11:12; 1ª Ti.2:13) :
      1. Adán vino del polvo, fue formado por Dios, sin engendramiento ni concepción.
      2. Adán fue formado primero. Dios creó primero al varón, luego a la mujer: “Porque el varón no es de la mujer, sino la mujer del varón. Porque tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.” (1ª Corintios 11:8-9).
      3. Eva no vino del polvo, sino de una costilla de Adán (Génesis 2:21).
      4. Eva no fue formada primero, sino que fue formada después: “Porque Adam fue formado primero, después Eva” (1ª Timoteo 2:13).
      5. Tú y yo venimos de Adán y Eva, y por eso todos tenemos el propósito de escuchar el Evangelio y tener la oportunidad de ser salvados: “Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habitasen sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los términos de los habitación de ellos; 27 Para que buscasen a Dios, si en alguna manera, palpando, le hallen; aunque cierto no está lejos de cada uno de nosotros: 28 Porque en Él vivimos, y nos movemos, y somos; como también algunos de vuestros poetas dijeron: Porque linaje de éste somos también”. (Hechos 17:26-28).
    2. Procreación (Génesis 5:3-32). Este es el método común, por medio del cual nosotros hemos sido formados. Esto significa que:
      1. Nosotros tenemos un padre y una madre. Dios está trayendo hijos al mundo por medio de padres y por nacimiento natural. Así es como tú llegaste al mundo. Dios no te creó directamente como Él creó a Adán y Eva. Él te trajo al mundo por medio del proceso de nacimiento natural. Cada persona que conoces en tu familia, en tu escuela, en tu vecindario y en tu ciudad vino al mundo de esta manera.
      2. Dios nos creó usando métodos naturales y medios naturales: “Porque tú poseíste mis entrañas; Me cubriste en el vientre de mi madre. 14 Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras: Estoy maravillado, Y mi alma lo conoce muy bien. 15 No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y compaginado en lo más bajo de la tierra. 16 Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas” (Salmos 139:13-16).
    3. Encarnación (Lucas 1:31-37). Este es un único acto y no es ni creación ni procreación, sino engendramiento:
      1. El Señor Jesucristo tuvo UNA MADRE pero NINGÚN PADRE HUMANO. Fue concebido por el Espíritu Santo (Mateo 1:20).
      2. La encarnación es Dios trayendo al mundo a Su Hijo por medio de la virgen María por nacimiento sobrenatural. Así es como nuestro Salvador vino al mundo. La palabra encarnación significa “en carne”. Cuando hablamos de encarnación queremos decir que Dios vino en carne. Dios tomó sobre Sí Mismo carne humana y se hizo hombre (ver Juan 1:14; 1 Timoteo 3:16).
      3. Jesucristo es el Creador de todas las cosas, según Juan 1:1,3,14; Colosenses 1:13-16. Era la única forma de redimir al hombre, hecho a la imagen de Adán.
      4. Aquel cuya Palabra hablada fue la causa de la CREACIÓN de Adán y Eva es el mismo que se humilló a Sí Mismo y se hizo hombre en la ENCARNACIÓN. ¡Cómo deben haberse maravillado con asombro los ángeles al observar cómo el Creador se rebajó tanto! Es necesario que repasemos algunas verdades para entender que Jesús, aunque heredó de María la parte humana, no heredó con ella el pecado de Adán.
    4. La Naturaleza Especial del Ser Humano.
      1. El Ser Humano es Menor que los Ángeles, porque se hizo hombre. Los ángeles son otro grupo de seres o criaturas que son superiores al hombre, y no son visibles. La Biblia enseña en el Salmo 8:5 que Dios hizo al hombre poco menor que los ángeles. Los ángeles son más inteligentes y más poderosos que los hombres. Ellos también conocen mejor que los hombres la sabiduría, la gloria y el poder de Dios. Los ángeles también fueron creados antes que el hombre. Nota: El Señor Jesucristo es muy superior a los ángeles (Efesios 1:20-21; Hebreos 1:4-14) y el creyente EN CRISTO comparte Su exaltada posición y Su superioridad (Efesios 1:20-21 y Efesios 2:6).
      2. El hombre es Mayor que los Animales. La Biblia hace una clara distinción entre la creación de los animales y la creación del hombre. La falsa teoría de la evolución enseña que el hombre no es diferente de un animal. La evolución enseña que el hombre es el “animal más evolucionado”. En Génesis 1:28 (y puede compararlo con el Salmo 8:6-8), Dios dijo al hombre que llenara (conquistara) la tierra y que sojuzgara sobre todos los animales (los dominara y controlara). ¿Quién debería llamarse en realidad el Rey de los Animales, el león o el hombre? ¡Pero hay hombres que actúan como animales! Según Marcos 1:13, El Hijo del Hombre, el Señor Jesucristo, ejercía dominio sobre el reino animal. De modo que el orden de la creación se puede ver en el siguiente diagrama:
      3. El Ser Humano es una Criatura Sexual. Observe que en Génesis 1:27 y Mateo 19:4, la Biblia enseña que Dios hizo al género humano con dos sexos: varón y hembra:
        1. Dios, desde el principio, no hizo a todas las personas iguales.
        2. Él hizo una DIFERENCIA entre hombres y mujeres, entre niños y niñas. Usualmente, cuando nace un niño, el primer comentario que se hace es éste: “¡ES UN niño!” o “¡Es una niña!” no es correcto decir: “¡Es un algo!”.
        3. Toda persona que nace en este mundo es hombre o mujer, porque la biología que Dios estableció es inmutable, no puede cambiarse de ninguna manera.
        4. Para Dios las diferencias son muy importantes en cuanto a la sexualidad:
          1. En Deuteronomio 22:5 leemos un principio muy importante: Los hombres y los niños deben parecer, vestir y actuar como hombres y niños. Las mujeres y las niñas deben parecer, vestir y actuar como mujeres y niñas.
          2. Dios detesta que este principio sea violado, y llama a quienes quieren cambiar esto como abominable, es decir, aborrecible, porque transgrede la realidad de la humanidad creada y desagrada profundamente a Dios, porque es contrario a lo que Dios originalmente hizo. Es una violación a los derechos de autor:
            • Hoy en día la gente está tratando de eliminar el principio de que los sexos se deben DIFERENCIAR y HONRAR.
            • Hoy hay una terrible tendencia al unisex (palabra que significa “un sexo”).
            • Hombres y mujeres usan el mismo corte de pelo, usan vestimentas similares y tratan de eliminar las diferencias que Dios hizo entre hombres y mujeres.
            • Dios nos hizo hombres y mujeres, y Él quiere que esas diferencias se mantengan.
            • Actualmente la gente trata de cambiar de sexo por medio de la cirugía. Los médicos pueden hacer cosas asombrosas mediante la cirugía, hacer que un hombre parezca mujer o hacer que una mujer parezca hombre. Las operaciones para cambiar de sexo, de hombre a mujer (o de mujer a hombre), podrán engañar a mucha gente, pero el Señor no puede ser engañado y el Señor sabe cual es realmente el sexo de la persona porque Él lo hizo de una manera única, y será esa manera siempre.
            • Dios nos ha hecho de una manera maravillosa y Dios quiere que disfrutemos siendo lo que somos. Dios no cometió errores cuando nos hizo como nos hizo.

EL Propósito del Hombre

En el tema del origen del hombre encontramos el propósito del hombre. ¿Por qué estamos aquí? ¿Por qué nos levantamos de la cama esta mañana? ¿Cuál es el propósito de nuestras vida? ¿Por qué nos creó Dios? ¿Vale la pena, realmente, vivir la vida?

Los evolucionistas creen que el hombre es un “accidente de la naturaleza”. Creen que el hombre ha tenido mucha suerte de existir. El hombre es lo que es por causa de “mutaciones” caprichosas (accidentes genéticos y errores de nuestros ancestros animales) y que por una asombrosa serie de circunstancias afortunadas (o desafortunadas) hemos llegado a ser lo que somos. Para el verdadero evolucionista no hay una verdadera razón o propósito detrás de la existencia del hombre. En su teoría no hay lugar para un Creador sabio, amante y con propósitos. Pero la Biblia enseña lo contrario de la evolución. Hay una razón muy importante para tu existencia. Tú no eres un error o un accidente. Tú eres una persona que ha sido creada con propósitos:

  1. Para ser gloria de Dios: “Señor, digno eres de recibir gloria y honra y virtud: porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad tienen ser y fueron creadas.” (Apocalipsis 4:11).
  2. Para ser la propiedad de Dios y su deleite: “Porque por él fueron creadas todas las cosas que están en los cielos, y que están en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fué creado por él y para él” (Colosenses 1:16).
  3. Para ser su pueblo que le da gloria: “Todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los creé, los formé y los hice” (Isaías 43:7).
  4. El Hombre Fue Hecho para Reflejar a Dios. Según Génesis 1:26-27 dice esto: “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra a nuestra semejanza…Y creó Dios al hombre a su a su imagen; a imagen de Dios lo creó” (ver también Génesis 9:6; Santiago 3:9).
    1. Adán fue creado a la imagen y semejanza de Dios. ¿Qué es una imagen?
      1. Sabemos que en la mayoría de las monedas podemos encontrar una imagen. Leamos Mateo 22:18-21. ¿De quién era la IMAGEN que se encontraba en esa moneda romana? Del César. ¿Cuándo miraban esta moneda, de quién era el rostro que veían? Del César. Ha visto un billete de 20 mil colones, ¿sabe de quién es la imagen?
      2. Cuando te miras en el espejo por la mañana, ¿de quién es la IMAGEN que ves? ¿El espejo te refleja a ti? Tu IMAGEN está en ese espejo. Y De acuerdo con Génesis 1:26-27, la IMAGEN de Dios está en el hombre, pero el pecado la ha manchado y ensuciado, lo que Dios ha sido ofendido gravemente.
      3. El hombre fue creado para reflejar a Dios y mostrar a Dios. Si hubieses mirado a Adán (antes de que pecara), ¿a quién habrías visto?
      4. A Adán se le dio la responsabilidad de SABER y de MOSTRAR…
    2. En Génesis 3 tuvo lugar un terrible cambio. Adán pecó y la imagen de Dios fue estropeada y manchada y arruinada. ¿Has encontrado alguna vez una moneda que estaba tan rasguñada y desgastada que la imagen de la moneda ya no se podía ver? ¿O te has mirado en un espejo que estaba tan sucio que ya no podías siquiera ver tu cara? Esto es lo que el pecado hizo a la imagen de Dios en el hombre. Adán, en vez de reflejar a Dios, empezó a reflejar el PECADO, A SI MISMO y a SATANÁS. ¿Sabes que pasa cuando un billete llega en mal estado al Banco? ¡Es destruido por no representar fielmente su origen!
    3. Después de su caída en pecado, Adán dio a luz a varios hijos. ¿A quién reflejaron los hijos de Adán? Al hombre caído, y a su imagen distorcionada.
      1. En Génesis 5:3 leemos: “Y vivió Adán 130 años y engendró un hijo a su imagen, conforme a su semejanza, y llamó su nombre Set”.
      2. ¿A quién reflejó Set? ¡A Adán, ya no reflejaba a Dios!
  5. Hay una sola manera para que un pecador deje de reflejar a Adán. Siendo salvado. El espejo sucio tiene que ser limpiado. Toda persona nace y está EN ADÁN, y no está EN CRISTO.
    1. Según 2ª Corintios 5:17, debe haber una nueva creación, un cambio de imagen para que Dios vuelva a restaurar su imagen en el hombre.
    2. Todos los que están EN ADÁN, reflejan a su padre Adán. El era un pecador y nosotros reflejamos su pecaminosidad.
    3. Los que estamos EN CRISTO, podemos reflejar al Señor Jesús (aunque a veces todavía se aparece el reflejo de Adán).
    4. El creyente se ha revestido “del nuevo hombre, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno” (Colosenses 3:10; ver también Efesios 4:24 –la nueva creación).
      1. Algún día el creyente reflejará perfectamente al Señor Jesús (ver Juan 3:2 y Romanos 8:29).
      2. Hoy, mientras el creyente crece, él aprende a reflejar más y más a Jesús y a reflejar cada vez menos a Adán, tal como dice Proverbios 4:18: “Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, Que va en aumento hasta que el día es perfecto”.
      3. ¿Qué clase de reflejo se ve en tu vida? Cuando la gente mira tu vida (la manera en que caminas y hablas), ¿están viendo un retrato de Dios o están viendo un retrato de Adán? ¿Están viendo pecado o están viendo al Salvador? ¿Está tan sucio tu espejo que Dios no puede ser visto? Si tú no eres salvo, ¿cómo puede ser limpiado el espejo? Si tú eres salvo, ¿como puede ser limpiado el espejo?
      4. Cuando un hombre pecador es salvo, él tiene una nueva naturaleza y una vieja naturaleza (Efesios 4:22-24) y él puede reflejar al SALVADOR o él puede reflejar el PECADO, A SÍ MISMO y a SATANÁS.

Todos tenemos Que Hacer Una Elección

  1. Adán tuvo que hacer una elección muy importante. El tuvo que escoger obedecer a Dios o desobedecer a Dios. El tuvo que escoger la VIDA o la MUERTE (ver Génesis 2:17).
  2. Lo mismo sucede hoy. Toda persona tiene que escoger entre la vida y la muerte. Cada persona tiene que escoger entre bendición o maldición. Dios pone esta elección ante cada hombre (ver Deuteronomio 30:19). ¿Qué elección quiere Dios que hagamos (Deuteronomio 30:19)?
  3. La importante decisión de Adán se centraba alrededor de un árbol – el árbol del conocimiento del bien y del mal. Hoy día la decisión del hombre también se centra alrededor de un árbol – el árbol en el cual murió Jesucristo (1 Pedro 2:24). ¿CUÁL SERÁ TU DECISIÓN? ¡Tienes que Escoger!