Igleplantación

Compártelo en tu Red Social

¿Qué es la Igleplantación?

La Plantación de Iglesias tiene tres fases fundamentales, desde donde se desprende todo el concepto mismo de la iglesia como un organismo vivo: INICIACIÓN, DESARROLLO y MADUREZ. Estos tres pilares forman la igleplantación o la plantación de iglesias. Este ministerio se enfoca en conducir a un nacimiento, un desarrollo y una madurez natural de la iglesia mediante un proceso básico de formación.

Este proceso es válido en campos nuevos como en grupos formados que necesitan crecer adecuadamente como iglesia. Cada paso debe ser llevado paulatinamente y con firmeza hasta alcanzar el objetivo final, una iglesia local viva que testifica del Evangelio de Cristo.

Creemos que la edificación de iglesia cumple con la Comisión de la discipulación, y la formación de iglesias locales conforme al propósito de Dios. La iglesia está fundada en Jesús, y fue vigorizada en Pentecostés con la presencia del Espíritu Santo para siempre. La diferencia esencial es que durante el ministerio de Cristo, la iglesia dependía de la presencia humana de Jesús, pero al ser bautizada en Hechos 2, adquirió el poder de Dios en la Persona del Espíritu Santo.

El Nuevo Testamento expresa que la iglesia local sigue siendo la vocera de Dios a sus comunidades, siguiendo los pasos de sus fundamentos apostólicos, como dice el Apóstol Pedro:

A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. Así que, levantado por la diestra de Dios y recibiendo del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que ahora vosotros veis y oís… que a este Jesús, que vosotros crucificasteis, Dios lo ha hecho Señor y Cristo. (Hch. 2:32-33, 36).

c