Introducción

Compártelo en tu Red Social

En nuestro siglo (como en cualquier otro) la necesidad de cumplir la Gran Comisión mediante el establecimiento de nuevas congregaciones siempre es una necesidad urgente. Hay libros que concentran su atención solamente en principios generales para el establecimiento de nuevas congregaciones. Las personas que los leen se convencen de la necesidad de sembrar nuevas iglesias pero no saben cómo hacerlo. Otros libros enfocan su atención en métodos y estrategias para comenzar iglesias nuevas. Los que tratan de utilizar esos métodos carecen de principios claros y básicos que guíen sus esfuerzos. No olvidemos que en muchos lugares latinoamericanos se cree que debe haber un misionero norteamericano para que las cosas resulten. Este “ideal misionero” que nos hemos formado nos ha quitado la ansia de fundar iglesias desde la fuerza latinoamericana. Los misioneros son grandiosos, y sus trabajos recompensados por el Señor, pero es deber de la iglesia fundada salir a fundar más iglesias.

Por eso, ste sitio procurará incluir tanto los principios más adecuados como los métodos más relevantes para comenzar iglesias que se reproducen a sí mismas en nuestras sociedades latinoamericanas, donde los bautistas aún son una minoría. Y aunque los principios funcionarán en cualquier denominación, no tendrán el impacto sin la conciencia bautista que los recomienda.

En la página “I.D.M.“, encontrará la especificación de lo que es el movimiento de plantación de iglesias fundamentada en la enseñanza doctrinal. Espero que lo pueda leer.

Ahora bien, la primera parte de este esfuerzo educacional incluye la fase preparatoria, ayudando al lector a sentar un fundamento bíblico, espiritual, evangelístico, estratégico y financiero para comenzar nuevas congregaciones bautistas. Las siguientes fases guían en una forma práctica y eficaz al sembrador de iglesias bautistas en la conceptualización, el cultivo, el lanzamiento, la consolidación, el desarrollo y la reproducción de iglesias. En estas fases, el sembrador de iglesias aprenderá cómo aclarar su visión, cómo seleccionar un equipo, cómo analizar a la comunidad y cómo alcanzarla a través de medios de comunicación y actividades de cultivo.

Debido al hecho de que hay gran diversidad de contextos socioeconómicos, lingüísticos y culturales entre nuestro pueblo latinoamericano, es muy importante escoger el modelo más apropiado para cada contexto. Les animamos a buscar modelos, a modificar, a contextualizar todo lo enseñado, para que usted pueda iniciar una nueva obra en un campo blanco.

Después de recalcar claramente el papel’que desempeña el Espíritu Santo en la tarea de iniciar iglesias bautistas, se anima al lector a desarrollar la disciplina espiritual necesaria para este esfuerzo. Además de esto, el lector aprenderá cómo alistar y utilizar a un grupo de oración intercesoria. Otra característica especial de esta instrucción es que provee recursos para cultivar amistad, evangelizar y discipular a personas con trasfondo católico romano. Esto, juntamente con la instrucción valiosa que se encuentra a través del curso, provee al plantador lo que más necesita para ser un sembrador de iglesias informado, eficaz y consagrado.

Terminología Empleada

Algunos términos que se emplean en este estudio son:

  1. Evangelización Mundial. Es lo que siempre han llamado “misionología”. Preferimos evangelización mundial porque muchos no aportan una evangelización hacia sus propias comunidades, sino que se esfuerzan por enviar misioneros fuera del país. Las misiones comienzan en casa.
  2. Campo Blanco. Usando el pasaje donde el Señor dice que “los campos están blancos para la siega”, adoptamos el término “campo blanco” para aquel lugar donde aún no hay una iglesia bautista de sana doctrina.
  3. “Misionero Local”. Es aquel que inicia una obra en su propio país.
  4. “Pastor Misionero”. Es el pastor que ejerce una fuerza considerada en la fundación de las iglesias.