DISPENSACIONES

Compártelo en tu Red Social

Texto para memorizar: 2ª Ti. 2:15: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que traza bien la palabra de verdad.”

Hay diferentes formas de ver el dispensacionalismo:

  1. Es un método de interpretación. Nos ayuda a comprender el desarrollo de la Voluntad Divina sin aplicar incorrectamente su mensaje.
  2. Es una doctrina bíblica. Si es una doctrina, debe ser enseñada en la iglesia y defendida.
  3. Es una verdad gramatical, literal e histórica. Si respetamos el mensaje de la Escritura, respetando su gramática, su literalidad y su historia, seremos inevitablemente dispensacionales.
  4. Problemas Humanos. Como todo método, siempre somos nosotros los que diferimos. Algunos creen en tres dispensaciones; otros creen en 7 dispensaciones, otros creen en 8 dispensaciones.
  5. Diferencia de los tiempos de inicio y final. Algunos creen en un período de inicio y final de cada dispensación, que difiere de otros.

Debido a la imperfección de las traducciones, algunas verdades importantes se hallan ocultas para el que lee solamente el texto español de la Biblia. Por ejemplo, la palabra griega aion, que significa una «edad» o dispensación, se traduce «mundo» en unas 40 ocasiones. Por ejemplo, cuando se dice en Mateo 28:20 «hasta el fin del mundo», la referencia no es al fin del mundo material, lo que a su debido tiempo tomará lugar (2ª P. 3:7; Ap. 20:11; Is. 66:22), sino más bien al fin de esta edad o dispensación. El fin del mundo no se acerca, sino el fin de la presente edad. Según las Escrituras hay en todo ocho grandes dispensaciones, y es evidente que nosotros estamos viviendo cerca del fin de la sexta de ellas. La edad del reino milenial (Ap. 20:4, 6) está todavía por venir. Una dispensación se caracteriza más o menos por las nuevas responsabilidades que Dios le señala al hombre al principio de ella y por los juicios divinos con que la misma termina.

Las Ocho dispensaciones

  1. La Dispensación de la Inocencia. También se conoce como la Era de la Libertad. Va desde Génesis 1:26 hasta Génesis 2:25.
  2. La Dispensación de la Conciencia. También se conoce como la Era de la Libertad. Va de Génesis 3:7 hasta Génesis 8:19.
  3. La Dispensación del Gobierno Humano. También se le conoce como Era del Gobierno Civil. Va desde el Diluvio hasta la torre de Babel (Gn. 8:1 a Gn. 11:9). Se ha podido dar un margen de aproximadamente 427 años.
  4. La Dispensación de la Promesa. Se da el segundo pacto entre Dios y el hombre Abraham, por lo que se llama Pacto Abrahámico. Va desde Abraham hasta el Éxodo de Israel, en un lapos de 430 años (Gn. 11:10 a Gn. 15:21). Nótese que termina no en el éxodo, sino en la llegada del hombre escogido.
  5. La Dispensación de la Ley. Se da el tercer pacto entre Dios y el hombre Moisés, y por eso se conoce como Pacto Mosaico. Dura 1,491 desde Sinaí hasta la venida del Mesías (Juan 1:17).
  6. La Dispensación de la Gracia. No se llama dispensación de la iglesia, porque su objetivo es la gracia de Dios. Se da el cuarto pacto, entre Dios y el hombre Jesucristo. Dura desde el bautismo de Jesús hasta el Rapto de la Iglesia.
  7. La Dispensación del Juicio. Es realmente una continuación entre la dispensación de la Ley a la dispensación milenaria. Va desde el Rapto de la Iglesia hasta la Segunda Venida de Cristo. Apocalipsis cap. 4 a cap. 19.
  8. La Dispensación del Reino Milenario. Es una dispensación de mil años (Ap. 20), que está por venir. Luego, al terminar, se inicia el Estado Eterno.

Resumen de las Dispensaciones

En cada dispensación el hombre fracasa al buscar alejarse de Dios. La responsabilidad humana es creer a la Palabra de Dios y obedecerla.

I. En cada dispensación se distingue alguna persona o personas como el eje central del mal:

  1. En la Inocencia: Satanás y la mujer engañada.
  2. En la Conciencia: Los ángeles pecaminosos.
  3. En el Gobierno: Nimrod edificando Babilonia.
  4. En la Promesa: El rey Faraón.
  5. En la Ley: Los fariseos.
  6. En la Gracia: Los modernistas ateos.
  7. En la Tribulación: el anticristo.
  8. En el Milenio: Satanás.

II. En cada dispensación se termina con una crisis mundial.

  1. En la Inocencia: El hombre expulsado del Jardín del Edén.
  2. En la Conciencia: El Diluvio Universal.
  3. En el Gobierno: La confusión de lenguas.
  4. En la Promesa: La esclavitud de la raza humana.
  5. En la Ley: Los judíos despreciando la Ley.
  6. En la Gracia: El arrebatamiento de los santos.
  7. En la Tribulación: La Ira de Dios sobre la tierra.
  8. En el Milenio: Destrucción de la Creación por fuego.

III. En cada dispensación Dios desciende:

  1. En la Inocencia: Dios desciende al Edén. Gn. 3:8.
  2. En la Conciencia: Dios desciende y habla con Noé. Gn. 9:1.
  3. En el Gobierno: Dios desciende para ver el pecado. Gn. 11:7.
  4. En la Promesa: Dios desciende para librarlos. Ex. 3:8.
  5. En la Ley: Dios desciende en la persona de Cristo. Fil. 2:6-8.
  6. En la Gracia: Los modernistas ateos. Jesús desciende para el Rapto. 1ª Ts. 4:16.
  7. En la Tribulación: Cristo desciende como Rey. Hch. 1:11; Tit. 2:13.
  8. En el Milenio: Dios desciende y hace Tabernáculo. Ap. 21:3, 21.

Las Ocho Dispensaciones Explicadas

La Dispensación de la Inocencia.

También se conoce como la Era de la Libertad. Va desde Génesis 1:26 hasta Génesis 2:25.

  1. El ser humano está sin pecado y tiene un libre albedrío absoluto.
  2. Tiene la responsabilidad de obedecer lo que Dios había dicho, ejerciendo su voluntad libre (Gn. 2:8-17).
  3. El hombre es moralmente perfecto hasta su caída en pecado.
  4. El ser humano fracasa cuando decide obedecer la mentira de Satanás, rechazando la verdad de Dios. Esta dispensación sigue aún en nuestros días, pues, las personas siguen obedeciendo la mentira a la verdad.
  5. Como resultado se da un juicio al mundo creado, otro a Satanás, otro al varón, y otro a la mujer. Gn. 3:14-19.
  6. Se promete la venida redentora del Mesías. Es una muestra de la Gracia divina. Gn. 3:14-19.
  7. Con la caída del ser humano nace la profecía bíblica.

La Dispensación de la Conciencia.

Va de Génesis 3:7 hasta Génesis 8:19.

  1. El hombre está en pecado, con un libre albedrío limitado y contaminado, expulsado del Edén y puesto a prueba en su conciencia.
  2. La responsabilidad dada es que escoja entre el bien y el mal fundamentado en su conciencia.
  3. El hombre fracasó porque su conciencia era extremadamente mala. Gn. 6:5-12.
  4. Este fracaso fue la causa del diluvio. Gn. 7.
  5. El hombre era moralmente corrupto y perverso:
  6. No hay justo ni aún uno. Ro. 3:10; 5:12.
  7. Se rechaza por primera vez el sacrificio de sangre por Caín. Gn. 4.
  8. Se expresa la maldad del hombre con el primer homicidio.
  9. Se expresa el odio y el rencor como normativas de la humanidad caída.
  10. Cada vez más la moral se va de pique.
  11. Solamente destruyendo la raza humana es suficiente.
  12. Dios muestra su gracia y misericordia al proveer redención física por el arca (Gn. 7:1; He. 11:7).
  13. En toda la humanidad solamente uno tuvo fe en Dios. Gn. 6:8; 8:20.

La Dispensación del Gobierno Humano.

También se le conoce como Era del Gobierno Civil. Va desde el Diluvio hasta la torre de Babel (Gn. 8:1 a Gn. 11:9). Se ha podido dar un margen de aproximadamente 427 años.

  1. Se da el primer pacto entre Dios y el hombre Noé, por lo que se le llama Pacto Noético.
  2. Noé adquiere el dominio de toda la creación para gobernarla.
  3. Es un gobierno civil, regido por los hombres. Esta dispensación aún sigue vigente en cierto sentido.
  4. Dios la terminará hasta que tome las riendas del gobierno. Ap. 11:15.
  5. Se establece la pena capital. Gn. 9:6.
  6. El fracaso está con la primera borrachera de quien dirige todo el gobierno, produciendo la primera maldición.
  7. El mundo entero se enfoca en edificar su propio gobierno sobre otras personas por medio de la violencia. Gn. 11:1-2.
  8. Se produce como castigo la primera división del uso del idioma; de un idioma común a muchos fundados en el primero.
  9. Es una sociedad política y moralmente corrupta.
  10. Dios muestra su gracia al buscar a un hombre que le creyera, por medio de su revelación. Gn. 12:1; 15:6.

La Dispensación de la Promesa.

Se da el segundo pacto entre Dios y el hombre Abraham, por lo que se llama Pacto Abrahámico. Va desde Abraham hasta el Éxodo de Israel, en un lapso de 430 años (Gn. 11:10 a Gn. 15:21). Nótese que no termina en el éxodo, sino en la llegada del hombre escogido.

  1. Inicia en una condición llena de idolatría. Jos. 24:2-15; Gn. 31-30-50.

A.1. Abraham responde al llamado de Dios y sale de su tierra.

A.2. Abraham es contado como justo cuando creyó a Dios en relación al sacrificio de su hijo, como tipo del sacrificio del Mesías. Gn. 15:6; Heb. 11:17-19; Jn. 8:56; Ro. 4:3-5.

A.3. Dios da promesas y realiza sus pactos con Abraham. Gn. 12:1-3; 13:14-17; 15:5-21.

  1. Dios les da un mandamiento para obedecer. Gn. 26:2, 3.

B.1. Dios manda a Abraham que se quede junto con su familia en la tierra que les ha prometido, y no desciendan a Egipto.

B.2. Cuando hubo hambre, Abraham desobedeció a Jehová y descendió a Egipto. No creyó que Dios le proveería como había prometido.

  1. El ser humano fracasa al desobedecer. Toda la familia de Jacob desciende a vivir permanentemente en Egipto, ya con el permiso de Dios (Gn. 46:1-4; 47:1). Consecuencia de la desobediencia de Abraham.
  2. El resultado del fracaso es la esclavitud en Egipto por 430 años. Ex. 1:8-14.
  3. Moralmente la descendencia de Abraham se hizo idólatra. Ez. 20:7-9.
  4. Dios muestra su misericordia enviándoles a Moisés.

La Dispensación de la Ley.

  1. Duró desde el llamado de Moisés hasta la primera venida de Cristo, aprox. 1500 años.
  2. Su condición era la necesidad del Espíritu, porque dependían de sus fuerzas para obedecer la Ley de Moisés. (Ex. 19:1-8).
  3. Dios les da la responsabilidad de guardar la Ley, y la única forma de hacerlo era haciéndose judío. Ro. 2:12; 9:4; Lv. 18:5; Dt. 4:8.
  4. Fracasó la Humanidad, e Israel cuando no guardó la Ley. Cuando Jesús vino seguían las doctrinas de sus líderes religiosos, pero no la ley del Señor. 2º R. 17:7-17, 19; Hch. 2:22-23; Mt. 15:9.
  5. Como resultado del fracaso, Israel es dispersado. 2º R. 17:1-6, 20; 25:1-11.
  6. Dios muestra Su amor al no castigarles inmediatamente, y seguir ofreciéndoles el perdón. Son castigados hasta el año 70 después de Cristo.

La Dispensación de la Gracia.

  1. Esta inicia con el nacimiento de Jesucristo. Juan 1:18, aunque es confirmada en su bautismo.
  2. Es de carácter indefinido, porque no sabemos cuándo volverá el Señor. Hch. 1:7.
  3. El ser humano se encuentra perdido al iniciar esta dispensación, pero algunos han creído al bautismo de arrepentimiento de Juan. Ro. 3:9, 20; Ef. 2:1-3, 11-12; Mt. 3:5-6.
  4. Como en todas las dispensaciones, el requisito único es creer, pero en esta dispensación es creen en Jesucristo. 3:16, 36; Hch. 16:31; Jn. 1:11-13; Ro. 4:5; 5:1-2; Ef. 2:8-9; Gál. 5:6; Tito 3:5.
  5. El fracaso de esta dispensación es que el hombre se ama a sí mismo, al dinero y a los placeres. 2ª Ti. 3:1-7.
  6. Por su incredulidad y mentira al declararse piadosos, pero no serlo, declaran a Dios mentiroso, un mal visto solo en esta dispensación. 1ª Jn. 5:10.
  7. Por su fracaso, Dios los entrega a sus pecados e incredulidad. 1ª Ti. 4:1-3; 2ª Ti. 4:3-4; Ro. 1:18-32.
  8. La condición moral irá de mal en peor.
  9. Misericordia divina. Dios ha provisto salvación a todo aquel que cree, y ha enviado al Espíritu Santo para convencerlos de sus pecados. Jn. 16:8-11.
  10. Esta dispensación termina con el Rapto de la iglesia, que es un juicio terrible para la humanidad, porque introduce la dispensación del Reino con total caos. 1ª Ts. 4:16-18; 2ª Ts. 2:1-12.

La Dispensación del Juicio. Este empieza cuando la iglesia es arrebatada y termina cuando Cristo venga a reinar (Ap. 6—19; Dn. 12:1; Jer. 30:7). Durará 7 años. El período de la Tribulación es prácticamente otra dispensación porque refleja el trato que Dios dará a los impíos.

  1. Es el final de la dispensación de la Ley de Moisés. Dn. 9:24-27.
  2. La condición del hombre es totalmente atea, en el sentido de que conociendo la existencia y realidad de Dios, se negará a adorarlo. 2ª Ts. 2:1-12.
  3. El Espíritu Santo estará como en las otras dispensaciones, pero no habrá iglesia ni bautismo del Espíritu Santo. 2ª Ts. 2:7.
  4. El ser humano es impelido a reconocer a Dios y adorarlo. Ap. 7:9-14; 14:6, 7.
  5. Los hombres fracasan porque no se arrepienten, sino que desobedecen voluntaria y abiertamente. Ap. 9:20-21; 18:21-24.
  6. Como resultado, la tierra entera y sus habitantes serán destruidos. Sal. 2:1-6; Apo. 14:20; Zac. 14:4; Ap. 19:17-24.
  7. La misericordia de Dios se manifiesta porque solamente sobrevivirán los que han sido escogidos para entrar al Reino. Mt. 24:22; Ap. 7.

La Dispensación del Reino Milenario. Esta dispensación inicia con la Segunda Venida de Cristo y dura mil años. Sal. 2; 11; Ap. 20:1-7; 2ª Ts. 1:6-10: Ap. 5:10; Is. 9.

  1. Satanás estará atado. Ap. 20:1-3.
  2. Los hombres estarán regidos por Cristo con vara de hierro. Sal. 2:6; Hch. 15:14-17; Mt. 24:29-30; Is. 24:23.
  3. El hombre debe obedecer, someterse al Señor y adorarlo. Sal. 2:12; Is. 65:20; Sal. 67:4; 86:9; Zac. 14:17.
  4. El hombre fracasa por su naturaleza, pues, al final de todo, se rebelarán contra Dios, cuando Satanás reaparezca nuevamente de forma visible. Sal. 66:3; Ap. 20:7-9.
  5. El castigo es destrucción total por fuego. Ap. 20:9; 2ª P. 3:7.
  6. La gracia de Dios se manifiesta al crear nuevos cielos y nueva tierra, que serán eternos y sin pecado. Ap. 21.

[1] Grandes Temas Bíblicos, Lewis Sperry Chafer.